jueves, 27 de agosto de 2015

Tip del viernes (28 de agosto 2015)



Cuando entendamos que nuestros clientes son los que pagan nuestros cheques de cada quincena, entonces le daremos importancia al cuidado de los mismos.

Pregúntale a tu gente quién les paga y por lo general escucharás respuestas como, “contabilidad”, “Martita de conta” o “mi jefe”.

Debemos entender, que tanto nosotros como nuestra familia come, porque nuestros clientes nos compran y por lo tanto, hay que cuidarlos.


¡Muchas gracias por darte la vuelta!


96% de los clientes inconformes nunca se quejan y el 91% nunca regresarán. Deja de seguir perdiendo clientes… en Creces podemos ayudarte.

LAE Daniel Rodríguez
Conferencista, consultor y director de CRECES

T: (668) 817.0607.
Los Mochis, Sinaloa. México.

miércoles, 26 de agosto de 2015

8 razones por las que otorgamos descuentos cuando no deberíamos



La semana pasada me tocó impartir una conferencia donde el tema central era el cómo podemos diferenciarnos para dejar de competir en precio. Al final de la misma, se acerca una persona y me dice, “Daniel, yo termino bajando el precio de mis productos o dando descuentos a mis clientes, porque muchas veces me da miedo perder la venta”.

Le comenté que es una práctica común, pero que no era la única razón por la que damos descuentos o bajamos nuestros precios.

Por eso, aquí te van 8 razones por las que, por lo general, bajamos nuestros precios o damos descuentos, cuando realmente no deberíamos:

1.- Por miedo a perder la venta.
La mayoría de los vendedores tienen miedo a perder la venta. Piensan en el qué sucederá si no la logran. Piensan que su jefe les llamará la atención por no haberse bajado el precio. Muchas veces piensan que una pequeña comisión es mejor a nada.

2.- Porque los demás lo hacen.
Pensamos que el bajar el precio debe ser una norma. Tango que bajarme, porque la competencia lo está haciendo y si no lo hago, me quedaré sin clientes.

3.- Es lo más fácil.
¿Qué necesidad de articular el valor de mi producto o servicio, de justificar el precio, de mostrarme seguro? Mejor doy el descuento rápido y me quito de problemas.

4.- Miedo a un confrontamiento.
Muchos vendedores le tienen miedo a un confrontamiento con el cliente. En el momento que el cliente muestra conocimiento sobre lo que le están ofreciendo o que para todo tiene una respuesta, el vendedor mejor ofrece un descuento con el objetivo de evadir la negociación.

5.- No saber vender el valor de tu producto o servicio.
¿Sabes qué es lo que realmente vendes? ¿Cuál es tu propuesta única de valor? ¿Por qué debería escogerte a ti y no a la competencia? No olvides que el cliente compra el fin último de tu producto o servicio.

6.- Nadie le ha enseñado como puede hacerlo.
La mayoría de las empresas desean contratar al vendedor perfecto. Ese que no ocupa capacitación; ese que tiene experiencia o que tenga la prepa terminada; ese que tiene buena actitud y que sepa trabajar en equipo; ese que esté dispuesto a cambiar de residencia y que además, cuente con carro propio.

7.- No entienden por qué no deben hacerlo.
Mucha gente no sabe el daño que le está haciendo a la empresa al otorgar descuentos. Hay gente que ni siquiera sabe el margen de utilidad de cada producto o servicio vendido y muchos vendedores lo hacen porque ven un beneficio a corto plazo.

8.- Porque sus jefes o empresas los obligan.  
La presión por un descuento no siempre viene de parte del comprador, sino de los jefes. Muchas veces las personas de la parte alta la organización fuerzan a los vendedores para que se bajen y a veces, hasta les ponen el ejemplo.

Lo que si le comenté a esta persona al final de la conferencia fue, “la buena noticia es que estas 8 razones pueden resolverse con una capacitación y entrenamiento efectivo”.  
  

¡Muchas gracias por leernos!  


96% de los clientes inconformes nunca se quejan y el 91% nunca regresarán. Deja de seguir perdiendo clientes… en Creces podemos ayudarte.

LAE Daniel Rodríguez
Conferencista, consultor y director de CRECES

T: (668) 817.0607.
Los Mochis, Sinaloa. México.

jueves, 20 de agosto de 2015

Tip del viernes (21 de agosto 2015)



“El problema es que siempre piensas que tienes más tiempo de lo que realmente tienes.

Un día te levantarás y te darás cuenta que no hay más tiempo para trabajar en las cosas que siempre quisiste hacer.

En ese momento podrás ver si lograste tus metas que te habías puesto o comenzarás a pensar en todas las excusas de por qué no lo hiciste”.
@CRECES.


¡Muchas gracias por darte la vuelta!


96% de los clientes inconformes nunca se quejan y el 91% nunca regresarán. Deja de seguir perdiendo clientes… en Creces podemos ayudarte.

LAE Daniel Rodríguez
Conferencista, consultor y director de CRECES

T: (668) 817.0607.
Los Mochis, Sinaloa. México.